̴ Insomnio ̴

Áspero insomnio que duele a mi verbo,

a mis inacabados laberintos,

inciertos, blasfemos de polvo y espino,

ávidos de memorias y universos.

De tanta luz se desprendió el sentido,

de tanta bruma se malogró el reto

de sentirte, ardiente, con tu peso,

como parte de mi alma y mi destino.

Ya no quiero recorrer tu agonía

de alcoba vacía, de eterna sombra,

de copa derramada y tinta fría.

En esta hora de madrugada sobria,

de fiera tregua, de sangre precisa,

mi corazón devorará tus dogmas.

Anuncios

¿Presa o lobo?

Tal vez me oigas decir alguna vez

que ya no sé qué quiero,

que deseo caer en la amenaza

de la carne inflexible,

del presagio fácil.

¿Ser presa o ser lobo?

Ni uno ni otro.

Tengo que recorrer mis abismos

en rápidos escorzos

para abrirme paso entre espejos

que reflejan sombras,

para hallar el espacio y la materia

que buscan unos labios sobre otros.