Ladrón de delirios

Me lanzas tus palabras con gesto seductor,

yo recojo el guante y te persigo, no transijo,

como si mi destino fuera hacer de tu piel

mi acertijo, la letra de mi canción.

Y vuelo detrás de ti como si fuera dragón,

ladrón de delirios en fuga, te busco, te enfilo,

y tú me lanzas un guiño como una red,

estilo y una insinuante proposición.

Tu movimiento de caderas es provocación,

lo cual me quita el sentido, te busco y sigo,

como un blanco designio que guardaré

mientras viva en mi oscuro corazón.

Busco asilo en el vientre de mi sinrazón,

quiero que muerdas el polvo que elijo,

quiero ser tu tirano, tu camino, tu sed,

quiero ser fijo de tu piel un dictador.

Y por fin te rindes a este satírico bribón,

te entregas para hacer de ti mi cobijo,

para morir en mis garras de placer,

para ser delirio de grandeza y blasón.

Sacarás de mí sin duda mi mejor versión

para llenar tu clímax de un intenso alijo

que estalle con inmensa furia para satisfacer

lo que yo elijo en este instante: a ti, mi amor.

Anuncios

3 comentarios sobre “Ladrón de delirios

    1. ¡Gracias! Me alegro. Iré alternando poemas de diferentes temáticas, pero de Erógena, aún inconcluso, tengo casi una treintena que iré poniendo poco a poco por aquí. Es que yo creo que uno sabe cuando un poemario está completo, ¿no crees?

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s