Jodido idiota

Fui un jodido idiota

de esos que aman por amor al arte,

de esos que construyen y se abren,

de los que se dejan el alma rota

y quitan la ropa al calendario y arden.

 

Recuerdo matar sombras,

y ausente de mí mismo acercarme,

perderme por esas calles

que llevaban tu nombre cosido a mi boca

estrechando el cerco a lo inalcanzable.

 

Fui un jodido idiota,

paraíso para un solo amante,

que creaba castillos en el aire,

espejismos a golpe de derrotas,

mendigo humilde de destellos vacilantes.

 

No tuve lágrimas de sobra

para empaparte y borrarte,

para reivindicarme y olvidarte,

tan ceñida te tenía a mi memoria

que aquella primavera prometió desastres.

 

Fui un jodido idiota

que nunca debió aprender a amarte,

ni dejarse seducir por ese viaje a ninguna parte

equidistante entre un laberinto y una horca,

y sin embargo fui, me atrapaste.

 

Como una araña que enrosca

y atrapa a su presa me devoraste,

y luego en tu tela suave me arrancaste

el corazón a bocados y a deshoras,

y me dejaste temblando, desnudo, errante.

 

Fui un jodido idiota

que volvería a pasar por el trance

de dejarse la vida sin mesura y sin balance,

en los brazos de quien quiera un ahora

lleno de pasiones gigantes.

 

Y puede que ya seas otra

pero te aseguro que por mi parte

seguiré siendo de aquí en adelante

el mismo jodido idiota

que un día tuvo la jodida idea de amarte.

Anuncios

2 comentarios sobre “Jodido idiota

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s